jueves, abril 03, 2014

Entre momentos




 Estoy entre momentos. En una posición intermedia, entre dentro y fuera. Unos instantes perdido y otros encontrado.

Junto las piezas del rompecabezas de mi vida y aunque algunas me gusten me pregunto que rostro resultará al juntarlas, quien me mirará desde el puzzle.

Soy padre desde hace unos meses, y si mi cotidiania había experimentado cambios en el año anterior, estos meses están siendo una revolución, un caos y una fiesta. La lista de mis amores se ha ampliado, y la de mis aficiones se ha acortado. Y si estamos definidos por lo que hacemos, soy un cambiador de pañales, un dormidor de bebes y un payaso. 

Y así se llenan el día y sus horas. Cuidar a los que quieres, mimar el trabajo en estos tiempos feroces, soñar inutilmente con ratos en el monte o algún café con los amigos. Disfrutar de esos instantes que no se van a repetir, del contacto de una mano diminuta o una sonrisa tan luminosa que no sabemos si realmente la merecemos...

Y ahora que casi todo lo que pensaba que era importante ha sido barrido por el viento, me pregunto que es lo realmente importante, que es lo que soy, como realmente nos podemos definir o si es eso posible.

Al acostarme, en un dormitorio ahora cargado de novedades y herramientas de crianza, a veces me duermo al instante de puro agotamiento, y otras, perdido el oremus y la disciplina de antaño, doy vueltas. Entonces busco el latido del corazón en un dedo de la mano, en una pierna, y mientras lo encuentro y confirmo que sigo vivo, me duermo. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué hermoso es leerte de vuelta. Bendiciones por siempre. :)

Paola

Luis Eduardo dijo...

Tanto tiempo y las sensaciones son las mismas... un abrazo