martes, noviembre 09, 2010

La procrastinación es el ladrón del tiempo





























Hoy he encontrado en esa inmensa cadena de palabras que es la red, el nombre de uno de mis mayores problemas existenciales. Procrastinación. En el lenguaje corriente, dejar para mañana lo que no te apetece hacer hoy.

Soy una persona bastante activa, o lo he sido, pero como a mucha gente, me alivia secretamente dejar aquello que no me gusta o que me da miedo, para después. Después, ese lugar en el tiempo que endulza, con el almibar de la culpabilidad y la anticipación del esfuerzo, el momento presente. Como darse una vuelta más bajo el edredón calentito en una mañana de invierno, dejando para el yo del futuro -ese que no eres tú, aún- la tarea de enfrentarse a un mundo helado y lleno de responsabilidades.

La procrastinación es el ladrón del tiempo. Y así, como un furtivo mefistófeles, te exigirá en el futuro tu paz, tu éxito, la oportunidad que vendiste por una tregua más en el deber.

¿Son demasiados los deberes, los compromisos, las exigencias? Lo mismo sí, aunque algunos pueden y poco a poco voy renunciando a ellos, y otros no se puede o no se debe renunciar a ellos, porque entonces, si somos lo que hacemos, apenas seriamos nadie.

Procrastinar es una palabra curiosa, interesante, casi bella en sus multiples "erres". Mientras disfruto de su belleza, ¿estaré escribiendo para evitar hacer otra cosa...?



6 comentarios:

emejota dijo...

Vaya una palabreja... no se... ¿Bonita? ...Me recuerda a algo enfermizo, casi delictivo, de psiquiatra vamos.
Pero he de admitir que yo tambien la padezco, que se le va a hacer.
Soy un procrastinante compulsivo, de libro vamos.
En fin, como "aprendimos" de chicos: "No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy".

Que lata!!!

Saludos.

Ashbless dijo...

Otro más en el clan!

Quisiera pensar que hay en esto de la procrastinación un amor por los pequeños placeres de la vida, un disfrutar de las flores que se aparecen en la vera del camino, pero la mayor parte del tiempo me acaba produciendo estrés.

De todos modos, me temo que hay incluso culturas enteras procrastinantes. Digo yo...

Lughnasad dijo...

Apúntame a la lista.
La procrastinación va a ser uno de los males del futuro. En pocos años veremos clínicas para curar de la adicción a procrastinar:
Me llamo lughnasad y soy procrastinador. Le pondrán un nombre de síndrome bonito, saldrá en los libros, la OMS la incluirá en su lista de enfermedades mentales...
Simplemente porque uno es curioso y hoy en día hay tanto por donde curiosear...sin emabargo la curiosidad mato al gato.
Me voy a la clínica.
Saludos ;-)

Ashbless dijo...

Desde la productividad y el cálculo de beneficios la procrastinación es algo que debe ser eliminado.

Es cierto.

Pero también en lo personal la procrastinación puede ser un modo de no vivir nuestras aventuras. De escurrir el bulto ante nuestras responsabilidades, o incluso de dejar nuestros sueños atrapados en el reino de los sueños.

Cada cual a su ritmo, a lo suyo. Pero quiero procrastinar menos y descansar conscientemente más. Y sin agobios de última hora.

Un saludo

Darty dijo...

Hola, acabo de descubrir tu blog y me parece de lo más interesante. Yo mismo estoy auto-iniciándome en el Taoísmo, me impresionó su filosofía, más que ninguna de las religiones existentes a día de hoy, así que fui a una librería y adquirí unos cuantos libros (no busqué reviews en Internet, simplemente compré los que mi intuición me dijo que comprara). A lo que iba, me gusta mucho lo poco que he leido, que tienes muchas entradas y, si no te importa, me parasaré más a menudo a leerte.

Un saludo ;)

Ashbless dijo...

Querido Darty, que disfrutes el camino, el viaje y todo lo demás.

El taoismo sencillamente mola.

Mola porque es una filosofia, una antifilosofia, y algo que estaba dentro de tí antes de estudiarlo, después de estudiarlo y en las etapas intermedias.

que lo disfrutes y no te preocupes por el detalle.

Un abrazo