martes, febrero 24, 2009

Gusto por el silencio


















Estos dias la agitación de la rutina diaria - trabajo, universidad, mis alumnos y el resto de lo necesario- ha vuelto a alzarse como una ola enorme. No tanta carga como otras veces, y hasta he dormido casi suficiente. Sin embargo, he terminado cansado de tanta responsabilidad, de tanto acto e intencionalidad. Y apetecia ya tener silencio en mi vida.

Silencio que no implica necesariamente soledad, aunque también la contiene. Silencio y debiera decir vacio, palabra que cada vez me resulta más hermosa, más noble y necesaria. Camino por la calle e imagino un mundo sin vacio, sin espacio para cambios, alternancias, para descansar y poder volver. Un mundo crepuscular, de personas agotadas, de costumbres e impulsos enrarecidos de tan antiguos, de soles hinchados y enrojecidos por ausencia de la noche...

Así que necesito mi vacio, mi descanso, mi noche que suavice el dia. Mi agenda es mi decisión, pero es solo una cara de la moneda. Si son ocho horas de trabajo, ocho de descanso y cuidados y ocho de ocio, no he respetado las matemáticas toda mi vida en una dirección u otra.

Así que en mi primer fin de semmana libre en mucho tiempo he sufrido de ansiedad, cuanta gente voy a ver, que cosas voy a hacer, cuanto voy a poder descansar... He tenido que moverme un poco, porque mis amigos y yo vivimos en paises diferentes, aunque la ciudad sea generalmente la mismaa. Nos hemos acostumbrado a no vernos, mandarnos algun mail, BBC - bodas bautizos y comuniones- pero todo sale, y los huecos libres van a ser silencio, descanso, y falta de intencionalidad.

Descansar, no hacer, dejar ser... Hasta la voluntad y la alegria de vivir necesitan barbecho, tiempo de descanso para rebrotar renovadas.

Y así, tras disfrutar de algo de silencio, he cumplido con este diario. Y tras una semana ininterrumpida, por fin me voy a dar un paseo por el monte.

Si podeis parar un momento, hacedlo, ya vereis que hermoso es el silencio... y que volvemos después con más alegria.

12 comentarios:

Artea dijo...

Nada puede tomar raíces sin ese necesario silencio.

Tiempo de vacíos. Tiempo de nada.

Porque, es precisamente en ese espacio-tiempo que nos concedemos... donde tenemos la oportunidad de dejar brotar aquello que realmente somos.

Un fuerte abrazo Ashbless

Calle Quimera dijo...

A mí el silencio y el vacío cada vez me van ganando más, Ashbless, qué quieres que te diga... Cada vez me hace más falta para oírme a mí y a los demás, y a todo cuanto me rodea. Es cierto, después de concederte este lujo después de vuelve con más alegría.

Como siempre, he leído los posts atrasados, y ya veo que satisficiste mi curiosidad sobre el libro que terminará con todos los libros. Espero que no sea así... Y dabas una dire de libros para bajar, he mirado y no he encontrado algo que llevo siglos buscando: poemas de Louis MacNeice, un irlandés poco editado en España. ¿Tú, que estás tan puesto en estas cosas informáticas que a mí se me resisten, podrías decirme más páginas de libros para bajar, a ver si tengo suerte y encuentro algo de este buen señor? Aunque sea en inglés... Empiezo a perder las esperanzas...

Un besazo, y un abrazo.

violetta dijo...

Confieso que debí haber preguntado cuando lo hice por primera vez, y he aqui que no sé como se llama el ejercicio que en el estupa de bon budismo al que asisto, hago regularmente.

Sé, querido Ashbless a cual me refiero, es aquel en el que te tienes que desconectar de tu alrededor fijando profundamente la mirada en un punto, o en una letra-símbola de la "a" tibetana.

Silencio interno....no solamente no OIR lo que a tu alrededor acontece, sino SUPRIMIR los gritos y el ruido que salen del fondo de tu propia mente.

Por otro lado, he leído tu posteo anterior, aquel en el que hablas de haber sacado de un mazo de naipes el relacionado con el DESPERTAR....ha sido figurado? y si no, crees que pudieras ser tan amable de indicarme como conocer dicha representación? el tema, como de costumbre, ha despertado un profundo interes.

Recibe un abrazo desde México en esta madrugada de Domingo-Lunes

V

Suldu dijo...

Te entiendo perfectamente. Yo también creo que necesito un poco de ese silencio. YAAAA.
Pero bueno, tendrá que esperar un poco hasta que consiga quitar cosas que tengo pendientes.

Un abrazo.

Wuwei dijo...

Qué importante es el silencio. Renovación y sabiduría aguardan en su regazo.

El verdadero reto es encontrar ese silencio en pleno bullicio, en el quehacer cotidiano...

Qúe difícil y qué necesario es.

Un abrazo.

Ashbless dijo...

Gracias Artea por poner tanto en tan pocas palabras.

Sin pausas entre latidos el corazón se pararia, sin descanso no es posible actuar. Es la mente la que necesita continuamente controlar, actuar, la que no confia en el vacio. Es curioso que algo inmaterial actue así.

Con el tiempo, aunque mi mente siga siendo mente, estoy adquiriendo esa fe en el vacio. Espero seguir aprendiendo de el.

Un abrazo

Ashbless dijo...

Queridos Calle Quimera, he estado buscando descargar de Louis MacNeice, y desafortunadamente ni en ingles ni en español he encontrado ningún libro escaneado.

Por si acaso he probado con varias versiones del libro pero ni por esas. Sin embargo, "El codigo Davinci" o "Harry Potter" se encuentran facilmente. Ironias de la red de redes...

Disfrutad del silencio, del vacio. Es como el vino, de sabor amargo al principio, pero fascinante después, cuando empiezas a entenderlo.

Besos

Ashbless dijo...

Hola Violette.

La meditación adopta muchas formas, y el uso de un punto negro en el que fijar la visión es muy antiguo pero muy interesante si no deseas realizar visualizaciones complejas o te sientes incómodo usando la respiración o la propiocepción. El nombre es siempre secundario frente a la cosa en sí.

La baraja es real, contiene naipes con dibujos simbólicos relativos a nombres y temas new age. No se donde se compró esta, pero podrás comprar similares en tiendas de new age u ocultismo.

Un abrazo

Ashbless dijo...

Querido Suldu, ¿que es antes, el huevo o la gallina?

Sea como sea, mueve siempre las cosas pequeñas primero. Las grnades se harán pequeñas después.

Un abrazo

Ashbless dijo...

Tienes razón, Wu Wei.

Si conoces el sorazón del silencio, lo encontrarás en todas partes, y en medio del bullicio cotidiano, nada te deberia superar.

Los menos avezados podemos añadir silencio literal a nuestra vida. Yo lo hago cuando no estoy completamente ido, meditando o haciendo Wu Kung. Digo cuando no estoy ido, porque cuando pierdo completamente el silencio interior, entonces no suelo acordarme de lo facil que es recuperarlo...

Un abrazo

Sluagh dijo...

A veces el silencio y el descanso se hacen de rogar... por demasiado tiempo. Pero al menos eso es señal de que se han estado haciendo otras cosas.

Haces bien en tomarte tu tiempo de descanso sin agobios, el "no hacer" nada es necesario de vez en cuando y útil. A veces se confunde el tiempo libre con tiempo de ocio, pero no es necesario invertirlo en tareas concretamente lúdicas o activas. El tiempo libre es para disfrutarlo, y el descanso, sobre todo cuando se echa en falta, también es un modo de disfrutar, y de hacer lo que a uno le apetece. Aunque se pueda elegir qué hacer, muchas veces eso de que hay un tiempo para cada cosa, se hace bastante notable y conveniente.

Abrazos.

Calle Quimera dijo...

Gracias, Ashbless, eres un cielo... Un abrazo y un beso king size. Y otro para Sluagh, aprovechando que lo veo por aquí.