jueves, marzo 16, 2006

El Saladillo



El martes por la noche me fui con amigos a los baños del Saladillo.

Son unos baños termales en medio del campo, cerca de la carretera de Mazarrón, a la altura de la venta del Saladillo. Un campesino perforó el terreno hace años buscando agua para sus campos. En el lugar donde un zahorí le habia indicado que buscara encontró agua, pero salina y caliente.

Y allí se quedó la tuberia abierta, el agua manando hirviente, recogiendose en bañeras naturales formadas en la marga del terreno, sin vallas ni vigilantes, ni nadie...

Han pasado diez o veinte años de eso, y aprovechando la luna llena hicimos una visita. Para muchos de nosotros, yo incluido, era un descubrimiento, una sorpresa. Para otros un reencuentro, una visita antes que le ofrezcan suficiente al dueño del terreno para levantar paredes, vallas y encerrar en un edificio lo que ahora se encuentra bajo la luna.

Y bajo la luna llena y brillante tomamos camino. Nos encontramos en los baños con otros que habian tenido la misma idea. Gentes de lejos, de nuestra misma pequeña y superpoblada ciudad, y de los pueblos anteriores.

Nos quitamos la ropa encogidos por el frio, y nos estiramos a gusto en el agua caliente. La luna brillante, la inmensidad del campo y del cielo, el vapor que salia del agua y la camaraderia entre extraños que se encuentran bajo el cielo...

Pasaron horas, disfrutamos de las distintas charcas y temperaturas, nos reencontramos o conocimos, nos masajeamos o flotamos mirando la Osa Mayor o la luna. La Luna.

Y ya más tarde, suavizados por el agua y la marga, arrugados pero rejuvenecidos, regresamos a casa. Han pasado un par de dias. Pero os prometo que cierro los ojos y siento de nuevo la calidez...

1 comentario:

Spaanse dijo...

No tenía ni idea que hubieran aguas termales por la zona del Saladillo. Y encima bajo la luna... me parece increíble.
Vaya murcianica estoy hecha...