domingo, febrero 10, 2008

El debate zen























Los maestros zen enseñan a sus jóvenes pupilos a expresarse por sí mismos. Dos monasterios zen, vecinos entre sí, tenían cada uno de ellos un pequeño protegido. Sucedió que uno de ellos, yendo por la mañana a comprar legumbres, se encontró con el otro en el camino.

“¿Adónde vas?”, le preguntó al verlo.

“Voy a donde mis pies me lleven”, respondió el otro.

Esto dejó confundido al primer pupilo, que fue enseguida a consultar a su maestro. “Mañana por la mañana”, le aconsejó éste, “cuando vuelvas a encontrarte con ese muchacho, repítele la pregunta que le formulaste hoy. Te responderá lo mismo, y entonces le dirás: «Supón que no tuvieses pies. ¿Adónde irías entonces?». Esto lo pondrá sin duda en un buen aprieto”.

Los dos muchachos se encontraron a la mañana siguiente.

“¿Adónde vas?”, preguntó el primero.

“Voy allá donde me lleve el viento”, respondió el otro.

Esto volvió a dejar perplejo al jovencito, que contó su fracaso a su maestro.

“La próxima vez pregúntale adónde iría si no soplase el viento”, le sugirió éste.

Al día siguiente se encontraron por tercera vez.

“¿Adónde vas?”, preguntó el primero.

“Voy al mercado a comprar legumbres”, replicó el otro.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encantan tus fotos, de veras.

Ashbless dijo...

Lamento decirte que estas fotos son tan mías como un buen par de pechos de silicona.

No las he tomado yo, solo tengo el gusto -bueno- de elegirlas.

Pero gracias por compartir tu agrado. En Flickr puedes encontrar cosas maravillosas.

Un abrazo.

iamato dijo...

Preciosa historia. Se presta a múltiples interpretaciones. Osaré exponer sólo una. Ese joven monje hacía todos los día el mismo recorrido para ir al mercado, pero nunca era el mismo camino...La vida de este monje, repitiendo día tras día los mismos actos, probablemente sea menos rutinaria que la de muchos "turistas" con varias vueltas al mundo a sus espaldas.
Un saludo, Ashbless

Ashbless dijo...

Gracias Iamato!
Me has sorprendido con tu interpretación, que me parece estupenda.

".../Caminante no hay camino, sino estelas en el mar...."

Muchas gracias por pasarte por aquí, y dejarme esta perla. Y si te hace, por favor comparte tus otras interpretaciones.

Un abrazo