sábado, agosto 02, 2008

Tao Te King 64, la facilidad de lo suave





















Lo que está en reposo es fácil de retener.
Lo que no ha sucedido es fácil de resolver.
Lo que es frágil es fácil de romper.
Lo que es menudo es fácil de dispersar.
Prevenir antes de que suceda,
y ordenar antes de la confusión.
El árbol que casi no puede rodearse con los brazos,
brotó de un germen minúsculo.
La torre de nueve pisos,
comenzó por un montón de tierra.  El viaje de mil millas,
empezó con un paso.
Quien actúa, fracasa.
Quien tiene, pierde,
Por esto, el sabio nada hace y no fracasa;
nada posee, y nada pierde.
El hombre suele malograr la obra cuando va a concluirla.
Cuidando del final como del principio,
ninguna obra se perdería.
Por esto, el sabio aspira a no desear nada
y a despreciar lo valioso.
Aprende a no aprender,
regresa por el camino que los demás ya han recorrido,
y así, sin atreverse a obrar,
favorece la evolución natural de todos los seres.


-----



Un viaje de mil millas comienza en con un solo paso. Los problemas se resuelven mejor antes que se presenten. La clave está en la suavidad, como siempre. Hacer las cosas como si no hicieras nada, sin estress, sin miedos, con naturalidad.

Wu wei.

Estoy empezando a estudiar, o mejor a rodear los apuntes como si fueran un puercoespín y yo un zorro curioso. De momento no estoy avanzando mucho. Otras áreas de mi cotidianía están abandonadas, por razones prácticas y otras que no lo son tanto.

Un amigo bastante más joven me confió una noche un secreto a voces. Las personas que logran las cosas- me contó- esas que llegan lejos o consiguen realizar lo más difícil no son mucho más listas o afortunadas que tu o que yo. Casi todo el mundo es bastante parecido en realidad. Aquellos que consiguen los sueños más lejanos solo han perseverado en sus objetivos. Así, un poco cada día, han terminado llegando a donde es imposible de otro modo. Es más, me dijo con la confianza que dan la falta de años y de heridas, si tu lo intentas con constancia, nada es imposible.

Es cierto. Caminar mil kilómetros o aprender las más difíciles asignaturas es imposible en una sola jornada, pero cualquier objetivo por grande que sea, se rinde ante la paciencia y la suavidad de lo cotidiano. Espero algún día comprender esto de verdad, con las tripas. Ese día, como mi amigo, como tu mismo, podré hacer cualquier cosa.

5 comentarios:

mosqueteras dijo...

hola,un blog muy interesante,un cordial saludo

Luis Eduardo dijo...

Hola Ashbless,espero que te encuentres muy bien,me gustaron mucho las fotos de tu viaje,un abrazo y exito en todo...

Ashbless dijo...

Me alegra que os interese mosqueteras.

Un saludo y a disfrutar de la inmensidad de la blogosfera.

Ashbless dijo...

Gracias Luis Eduardo. Espero que el invierno del hemisferio sur te traiga cosas positivas, y que dispongas también de algún tiempo para descansar.

Un abrazo

violetta dijo...

Maravillosas las fotos de tu viaje a Santiago....

....Y sobre pensar y sentir, pero sobre todo VIVIR con la confianza que dan la falta de años y heridas, asumo que deberían existir mas personas de esas no?

...Y que tuvieran sus consultorios callejeros del tipo de "Lucy" la niña de Charlie Brown

Un abrazo...