sábado, enero 31, 2009

Lejos y perdido



















Llevo un tiempo lejos, muy lejos del blog.

Esta separación comenzó cuando aún estaba aquí. Una serie de post se sucedieron expresando lo que sentia, satisfactoriamente aunque cada vez con la forma primando más sobre el sentimiento. La sensación de estar hablando para la galeria, de lucirme. De escribir para los demás, en lugar de un diario.

Luego encontré un post sobre la masacre de Gaza que copié aquí, obviamente no encajaba en la mayoria de lectores de este espacio pero si formaba parte de mi visión del mundo. Y tras un guiño con la ayuda de Cuttlas me he permitido descansar de este rincón.

Han pasado cosas mientras, he tenido examenes, ha aparecido gente en mi vida y casi han salido otras. Me he comprado el libro que acabará con todos los libros y he viajado a Italia. Y he pasado por una breve pero increiblemente desorientadora crisis personal.

Para ninguna de esas cosas ha sido necesario el blog. Quizás la vida era demasiado intensa, sin huecos para darle la vuelta y escrutarla desde estas páginas. Quizás esto es solo un ejercicio mental, o un simulacro que no deseo ver como tal.

Sea como sea, parece que estoy volviendo. Empiezo de nuevo a recuperar la alegria, la empatia t al niño que llevo dentro. Y comienza a haber huecos entre los minutos de mi vida, a la que vuelvo a revisar desde este rincón.

He vuelto, por ahora.



Vivo como un camello en un canalón,
en esta ilustre y honorable sociedad.
Y espero todavía una optima ocasión
para comprar un par de alas
y abandonar el planeta.

Que tienen que mirar y soportar
aún los ojos?
Los bárbaros demonios de la guerra que fingen sus plegarias.
Ya sé desde hace tiempo
que, tras cualquier violencia, el mal existe.
Si yo fuera más listo,
no caería en su trampa.

Esta noche el cielo pesa como plomo.
Cuantas penas e inútiles dolores!

12 comentarios:

Evanggelos dijo...

Conozco esa sensación. A veces, simplemente hay que alejarse para verlo todo con perspectiva y desde arriba,descubrir de nuevo la senda del camino...¡Bienvenido de vuelta a casa! y saludos desde el desierto.

MONOMOMO dijo...

Bienvenido!!!

Aún tengo que leer mucho de ti...

Ashbless dijo...

Gracias. Y que tu recorrido por el desierto te devuelva también al hogar.

Es humano perderse, y afortunadamente también encontrarse. Entretanto, que aprendamos algo de todo este movimiento.

Un abrazo

Ashbless dijo...

Muchas gracias Monomomo.

Es estupendo no solo ser bienvenido, sino que mientras estás fuera alguien se halla entretenido con estas páginas.

Aquí estoy de vuelta, ni el mismo ni demasiado diferente del que se marchó. Pero sintiendome bien por estar de vuelta aquí.

Que disfrutes tus próximas visitas. Un abrazo

Sean dijo...

Hola, espero que tu regreso sea por mucho tiempo y que escribir en este blog te ayude a sentirte mejor.

Como quien dice, yo soy nuevo en esto de los blogs y estoy empezando poco a poco a escribir y a leer algunos.

He pasado y estoy pasando por un período algo complicado, o como bien tu decías, por una crisis personal, así que comprendo perfectamente que te hayas decidido alejar un poco y entiendo lo que puedes sentir.

Te deseo de todo corazón que vayas recobrando la alegria y te mando mucho ánimo. Saca el niño que tienes dentro y exprésate y escribe todo lo que sientas y quieras.

Si necesitas cualquier cosa ya sabes donde encontrarme ok?

Recibe un abrazo bien fuerte y espero q todo te vaya muy bien.

Cuidate

Ashbless dijo...

Muchas gracias Sean. Me voy reencontrando, y debo dar gracias por estar en esta crisis y no en otras más duras. E incluso esto seria de agradecer por menear una realidad que empezaba a ser demasiado estable y poco esclarecedora. Pero desde dentro las épocas mnalas y los problemas son más desagradables.

En fin, crisis significa oportunidad en chino. Oportunidad de ver las cosas de nuevo desde fuera, desde el aire, desde otra perspectiva. Al menos hay que conservar siempre la fe en que todo, lo bueno pero también lo malo, todo pasará.

En breve haré una visita más profunda a tu blog. Ánimo con el y con tu proceso. Todo pasa, de verdad, y seguro que en otras más gordas nos hemos visto y salido.

Un abrazo

Artea dijo...

Solo puedo decir que me alegra tu regreso a la publicación... porque en realidad, aunque no publicaras... seguías estando.

Aun estando perdidos, estamos.

Un abrazo

Ashbless dijo...

Estamos, amigo, estamos.

A veces nos alejamos aunque los pies se encuentren en el mismo lugar, y otras la vida está tan cerca que casi te conviertes en eso mismo. En vida.

Un abrazo

Suldu dijo...

Me alegro de que hayas vuelto. Yo también llevaba un tiempo sin venir por aquí (el dichoso CAP). Supongo que en mi caso es sólo cuestión de cambiar las rutinas y amoldarlas al nuevo horario. Espero que no te cueste mucho a ti recuperar el aliento y seguir, si cabe, con más fuerza que antes.
Ya estoy deseando escuchar de tu boca las peripecias, espero que con buen resultado, de tus exámenes, tus viajes interiores y exteriores, y todo aquello que me quieras contar cuando nos volvamos a ver.

Un abrazo.

Ashbless dijo...

Änimo con el dichoso CAP, amigo. Al final es todo de elegir, desechar lo que no nos conviene y adaptar lo que sí.

Yo necesito pegarme tortas para ver que es lo que me hace bien, a veces más de una.

Mi ánimo ha mejorado, cosa de seguir el ciclo del problema e intentar no atascarse en sus etapas; aunque apetezca. Examenes, viajes y demás, bien, aunque solo se están mostrando importantes al respecto del resto del dia.

Espero que nos veamos pronto. Mientras que sepamos distinguir aquello que es importante y verdadero.

Un abrazo

MONOMOMO dijo...

Ayer leía una agenda del 2007 que muchas veces me sirvió de diario, que triste fue ver que a la fecha no puedo sacar un gran error de mi vida, que debió suceder?.... quizá... pero no fui lo suficientemente fuerte para evitar que volviera a lastimarme la misma persona, me falló la voluntad.

Ahora quisiera hacer lo mismo que tu Ashbless, pensar sólo en la escuela, en mi trabajo y en poder viajar para ver más allá de mi reducido mundo, para saber si existe.... si acaso también para mi.. hay algo.

Siete años han sido mucho tiempo... mucho...

Veo afuera de mi ventana y me pregunto ... ¿cuando? el sol me pega de lleno en la cara y siento un vacío que creo que a la vez no existe, que la vida me ha dado mucho y tengo lo que necesito, las cosas suceden por una razón y me gustaría tener la madurez y la confianza para comprender que confiar es cuestión de fe, pero no sé dónde quedo mi fe, en que lugar la perdí

Ashbless dijo...

Querida Monomomo, no hay respuestas fáciles desde afuera.

La fe es algo que crece o se marchita con el tiempo y las experiencias, pero que no podemos obligar a funcionar como un reloj. Yo tengo fe, la mia personal e intransferible, y cuando me he sentido lejos y perdido me ha servido para saber que todo es pasajero, lo bueno y también lo malo.

El tiempo es el gran igualador, como la muerte. Los dados ruedan y salen todas las caras posibles; sobretodo las que favorecemos, pero en un tiempo suficientemente largo veremos todas las facetas de la vida. El invierno que ahora parece rodearte se acabará, aunque la tristeza de tu corazón no lo deseara, y llegará la primavera llena de brotes y promesas.

Puedo prometerte eso. Poco más. De todos modos, date margen, no fuerces esa fe, no te lastimes por no sentirte bien. Todo lo que se fue volverá, lo que perdiste por eso mismo te será restituido. Pero solo ten los ojos abiertos, porque aunque es seguro que ocurrirá, a veces no reconocemos las cosas cuando llegan.

Todo pasa. Y se da la vuelta. Los errores nos sirven a la corta o larga para aprender, las victorias pierden pronto el lustre.

Todo pasa. Un fuerte abrazo