jueves, julio 06, 2006

Ciencia...




























Llevaba una temporada alejado de la ciencia...

Gracias a la selectividad, a Redes y a Historias de la Ciencia he recuperado esa perspectiva, encajandola de nuevo con mi actual visión de las cosas. Pero todo tiene su historia.

De chaval la necesidad de por qués la cubrí mediante la ciencia. La ciencia, que se aproxima a la realidad siguiendo un camino de prueba y error y que no acepta nada que se pueda invalidar como cierto, que niega las respuestas caprichosas e injustas. Esto me parecia fundamental en la adolescencia, llena de normas aparentemente arbitrarias impuestas por padres, educadores o la sociedad.

La ciencia aspira a una coherencia, al reino de la razón sobre la opinión. Tuve que pasar otra fase para empezar a apreciar lo irracional, para no apreciar la lógica como el gozne de la realidad. Pero la filosofia llegó más tarde a mi vida.

Mientras, la ciencia permitia explicaren la vida cotidiana de manera fiable no solo el modo en que ocurren las cosas, sino tambien porqué. A nivel de andar por casa la ciencia actual e incluso la del siglo XIX -la clásica fisica newtoniana, la química y la termodinámica- se desenvuelven perfectamente.

Así asistí de crio y luego de adolescente a percibir los pequeños milagros. El vuelo de un pájaro o de un avión de papel, la voluta de humo que se expande y asciende, la forma de las gotas de agua, el juego de una palanca o el secreto de un buen té.

Digo milagros porque nunca me ha parecido nuestra realidad circundante ajena a la maravilla. Y menos por conocer sus razones.

¿Son menos hermosos los copos de nieve por conocer las causas de su arquitectura? ¿Deja de ser bello un estanque por estár lleno de vida y ésta plena de ciclos en interdependencias?

Tambien son prodigios hablar por teléfono o que lo que escribo ahora en una pantalla sea conservado y compartido con otros... Si lo miramos en perspectiva es una excelente y sorprendente cirscunstancia que alguien esté aquí, y más aún que seamos nosotros. Que respiremos, veamos, vivamos...

Y entender todas estas cosas les da más sabor, como conocer una receta para apreciar mejor sabores y texturas de un plato.

Por supuesto esta comprensión es secundaria. Si supervisara mentalmente cada uno de los pasos, impulsos nerviosos, secrecciones glandulares y catálisis de reacciones químicas que constituyen la digestión de una manzana me moriría de hambre en ese tiempo.

Lo importante es comerme la manzana. Pero entender de manzanas y de digestiones le da más perspectiva, mejor sabor...

Si os pica conocer los porques y comos de lo que tenemos más cerca, aquí van unas cuantas direcciones.

Historias de la ciencia

MalaCiencia

Ciencia Net

Y por supuesto la Wikipedia.

Y penseis lo que penseis, recordad que todo está lleno de verdades.

4 comentarios:

nesimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
nesimo dijo...

¿Conoces fisimur.org?. Lo digo por si quieres enlazarla entre tus favoritos del post ;).

Ya de paso te presento curiosoperoinutil.com que también está muy muy bien.

Bueno, tus enlaces son muy buenos. Es más, yo los sigo por sus RSS ;)

Un saludo!!

Carmentis dijo...

Una misma cosa puede verse desde distintos puntos de vista...hoy en día los avances científicos son sorprendentes.. es estupendo saber por ejemplo por qué es capaz de volar un pájaro con sus teorías de gravedad incluidas etc... pero quedarse ahí sería quedarse a medias, pues al mismo tiempo poder observarlo y sentir la fluidez y ligereza del vuelo de ese pájaro es una sensación fantástica....

nesimo dijo...

La Ciencia no tiene por qué entorpecer a la poesia, a los sentimientos. ;). Por ejemplo, no vamos a dejar de sentir amor a pesar de que tenga una explicación química. ;).