domingo, abril 15, 2007

Oportunidades


















Siempre quedan oportunidades.

Me di cuenta de ello hace ya algún tiempo, cuando cambié la dirección de mis pasos. Entonces supe que siempre hay otro momento, en cada instante salen trenes nuevos. Es difícil ser un excelente violinista si empiezas después de los siete años, pero siempre puedes disfrutar de lo que haces. Dejar de vivir por poner fechas y límites a lo que puedes hacer es una cuestión solo de miedos.

Todos los caminos pueden volver a recorrerse.

Hace unas semanas que me doy cuenta de otra cosa sobre las oportunidades, y es que están aquí continuamente, tan apretadas como gotas de lluvia. Todo lo que tenemos que hacer es estirar la mano para poder disfrutarlas, apenas más que ser capaces de reconocerlas y no echarnos atrás por el miedo.

Obviamente hay momentos mejores que otros, pero donde la mayoría no encuentra nada, otros hallan inspiración o fortuna. Quizás la misma persona que antes no creía nada posible, más adelante, con más conocimiento o confianza puede hacer mucho.

Ese instante dorado no es algo tan raro. Que no lo percibamos es otra cosa. Tampoco percibimos el brillo del sol durante todo el día, y sin embargo no hay nada tan brillante en el cielo.

Llevo varias semanas dejando escurrirse oportunidades de volver a escribir en el blog, a veces quejandome de no poder ponerme a escribir. Hoy por fin he decidido encontrar una. Simplemente ha sido cosa de sentarse y no hacer otra cosa. Y ahora pienso, si ha sido tan difícil...

2 comentarios:

Ajur dijo...

pues si que es cierto que las oportunidades están ahí, solo hay que abrir la mano para cogerlas, y no solo cogerlas .Yo un dia me di cuenta que tb se pueden crear, lo importante está en la cabeza, y en tener buen ojo para poder verlas cuando nadie las ve. son como los trenes, hay que querer cogerlos, no solo verlos pasar.
Un besote colegui.
no pierdas la fe y ánimo.

Ashbless dijo...

Tienes toda la razón. Tambien se pueden crear.
Este pensamiento es muy propio de tí, que cuando no has tenido caminos, siempre has construido tus propias carreteras - y a veces autopistas para que los amigos podamos acompañarte en la vida.

Gracias por comentar tan rápido. Solo hay algo mejor que volver a casa, y es que la encuentres llena de gente querida.

Un abrazo.