miércoles, agosto 23, 2006

La alegría de los peces




Chuang Tzu y Hui Tzu estaban cruzando el río Hao junto a la presa.


Chuang dijo:

"Fíjate qué libremente saltan y corren los peces. Ésa es su felicidad."


Hui replicó:

"Ya que tú no eres un pez, ¿cómo sabes qué es lo que hace felices a los peces?"


Chuang dijo:

"Dado que tú no eres yo, ¿cómo es posible que puedas saber que yo no sé qué es lo que hace felices a los peces?"


Hui argumentó:

"Si yo, no siendo tú, no puedo saber lo que tú sabes, es evidente que tú, no siendo pez, no puedes saber lo que ellos saben."

Chuang dijo:

"¡Espera un momento!

Volvamos a la pregunta original.

Lo que tú me preguntaste fue '¿Cómo puedes tú saber lo que hace felices a los peces?'

Por la forma en que planteaste la cuestión, evidentemente sabes que sé lo que hace felices a los peces.

Yo conozco la alegría de los peces en el río a través de mi propia alegría, mientras camino a lo largo del mismo río."