sábado, septiembre 23, 2006

Agra, o "the india is a better place with kindness & money"


Escribo desde Agra.

No era mi intencion visitar el blog durante el viaje, pero internet esta n todas parte, y es una tentacion leer los correos de los amigos. Por cierto, la velocidad de conexion no es peor que en espana.

Las cosas han cambiado algo en el viaje. En Jaipur, mientras caminaba evitando a los pesados, me tropece con un tipo muy amable. Me dijo en ingles - porque estas enfadado?

Eso me hizo pensar, y nos pusimos a hablar de la presion al turista, de viajes, y resulta que el tio, ahora mi colega Harish tenia varias tiendas por la zona. Una de ropa, y pense que seria buena idea comprarme ropa mas local. Tomamos un thai, compre un monton de ropa para yoga, y para pasar mas desapercibido, y me acabo invitando a su casa.

Vivia cerca, en un antiguo palacio que como toda la vieja ciudad de Jaipur ha sido parcelado en viviendas menores. Era un sitio encantador, y en un minuto estabamos al resguardo del ruido y el estress. Me presento a su maestro de pintura, al que le compre una miniatura de un elefante, me invitaron a almorzar, otro te y luego de la foto y despedida, me guio hasta el palacio real.

En solo dos horas habia cambiado mi perspectiva de lo que era posible o no en India. Hamish me explico que me habia invitado porque le habia caido bien, se podia hablar conmigo.

Bueno, mas relajado continue mi viaje, algo de acoso, ultimo dia en mi increible hotel, con cena en la terraza, y una de cal y otra de arena con los taxistas.

Agra es un enorme pueblo verde.

El hotel segun la guia necesitaba un lavado de cara. He llegado en plenas obras. El dueno es un hombre super amable y paternal, y las distancias son tan grandes y el sitio es tan turistico que he decidido dejarme llevar y no luchar con lo imposible. Todo es asi un poco mas caro, pero tambien mas facil, por lo menos en Agra, que funciona en torno al Taj Majal.

Mi guia, Ramash, es un tipo majete y divertido,entre burlon y entranable. Todo parece ir bien.

Hoy solo he podido ver el Taj de lejos. Es increible.

Tambien he acabado visitando talleres y tiendas esta tarde por no haber otra cosa abierta. Es imposible no comprar aunque sea un cenicero para salir del paso, problemas de ser todos tan amables.

El tema con los indios no es que tengan que venderte algo siempre. Me parece barruntar que son amables, muy accesibles y les parece natural intentar venderte su mercancia. Sin rencores, no es un negocio. Es una forma de vida.

estoy harto del circuito turistico. Mi ultima concesion va a ser Varanasi.

Tambien tengo que dejar de gastar en compras y derivados del turismo.

Pronto un viaje mas simple, y a pensar que me ilusiona, que nace de mi y no de las convenciones, guias o rutinas. Es dificil, pero merece la pena.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Te veo por un agujerito!.
Cuidate, aunque veo que ya lo haces bien.
Y recuerda que en esa mochila va un poco de cada uno de nosotros.

Antonio jur.

kray11 dijo...

Namasté amigo.
Yo tambien te sigo desde aquí.
No me parece que hagas ninguna locura, sino algo que todo jeven debería hacer alguna vez en su vida. Y muchos adultos...
Te recomendaría que visitaras Cachemira en busca de algún maestro del Shivaismo tántrico, si es una tantrika mejor.

Carlos Rodríguez Ibáñez dijo...

Leo con intensidad tus vivencias e intento imaginarlas y de alguna manera "vivirlas".

Sigue disfrutando.

Saludos

Ashbless dijo...

Gracias por acompanarme en el viaje.

Las horas que no me suelen pesar, se ven premiadas con la visita al ciber y tener noticias vuestras.

Sigo caminando viviendo.

Al final es lo mismo que Murcia, Madrid o tu pueblo, solo que al tiempo muy distinto. Como diferentes somos todos.

Un abrazo