domingo, marzo 30, 2008

Conferring with the Moon




















Así me siento hoy. Hablando con la luna.
Ojala me entienda.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

vaya vaya, si debes de estar meditadoso...

si lo que quieres es acción, estoy haciendo un hoyo bien grande en el jardín para mi nuevo huerto, je je!..

En fin colega, que aunque nos pase como a la luna y no te entandamos aquí estamos.
Un Abrazo.
Ajur.

Ashbless dijo...

No me lo digas dos veces, que me voy a ayudarte con el hoyo. Llevo unos días que he pasado de la contención a la acción y ahora el cuerpo me pide gastar energías.

Gracias por estar. Y no creo que sea difícil entenderme. Soy como todo el mundo, aunque a veces me pongo un poco literario. Pero también es el blog. Desde que alguien sabe que eres tu quien escribe, tienes que empezar a andarte con rodeos.

En mi próxima encarnación bloguera no lo va a saber ni dios.

Un abrazo, y si hay hueco, pronto un algo.

Besos

Lughnasad dijo...

La luna quizás no sea una buena conversadora, es un poco suya, demasiado coqueta. Sin embargo, la luna es una excelente escuchadora, y en ocasiones, lo único que necesitamos es que alguien nos escuche y para eso la luna es magnífica.

Ashbless dijo...

Sí, a veces solo necesitamos que alguien nos escuche. Y pensar un poco...

Anónimo dijo...

Incluso "aún diría más", "solo hace falta que pensemos/creamos que alguien nos escucha". A mi me ha pasado que años después me he dado cuenta que quien más me ayudo en un momento dado andaba muy lejos de la verdad, o de la verdad que yo percibía.

SI te quieres apuntar, lo dudo, este finde me pongo a terminar mi hoyo. Solo como terapia.. je je!.

Un abrazo.
Ajur.

Ashbless dijo...

Sentirse escuchado, sentirse respetado, sentirse querido.

Si es cierto tanto como si nos engañamos o nos engañan. Siempre he pensado que si la copia era bastante buena, no era una copia, era otro original.

Gracias por dejarte caer de nuevo. Respecto a lo del hoyo no te engañes, me punto y a la acción. Así me ahorro las pelas del gimnasio, y si invitas a los currantes a aperitivo o infusión, mejor que mejor.

Un abrazo