miércoles, marzo 19, 2008

El bueno, el feo y el malo. ¿Cual eres tú?




Hoy he llegado al trabajo silbando la música del Bueno, el Feo y el Malo. Iba moviendo las manos al ritmo de la melodía, mientras silbaba y pisaba con fuerza unas baldosas que eran polvo del camino, arena del desierto, y la tierra sacada de las tumbas del final de la peli.

No es que halla visto la película últimamente, es que me he bajado un recopilatorio de Morricone, y lo llevo en mi mp3, esa manía de llevar música a cuestas, que empezó silbando por todas partes, continuó en el walkman, el discman, el discman MP3 y por último el MP3 de memoria, chiquitillo y con el que se silba -eso siempre- muy a gusto.

Silbar no es una costumbre muy aceptable, igual que sonreír por la calle, canturrear o - oh espanto- bailar con la música que solo tu escuchas, lleves o no auriculares. Pero estoy contento. Y eso me sale en los gestos, en las respuestas y en las preguntas. Se llama color, y es el tono especial que nuestras emociones imprimen a los movimientos. Hay una parte del cerebro que se encarga de eso -en el cerebro hay de todo- y si hubiera estudiado suficiente anatomía os contaría como se llama.

Pero bueno, estoy contento. Básicamente hoy tengo casi las mismas razones que tenia la semana pasada para estar regular. Casi. He seguido digiriendo mis circunstancias y he acabado poniéndome en mi sitio, pese a la distancia que nos separa a mis circunstancias y a mi.

He escrito una carta explicando lo que considero, siento y me parece justo, y aunque no la he mandado, estoy siguiendo lo que he escrito en ella. Es un método interesante de exteriorizar y dar salida a problemas o conflictos. Os lo recomiendo. Generalmente mandar la carta no es tan importante como ser consecuente luego, pero lo más liberador es darle forma y expresar, clarificar, lo que llevas reprimido y no por ello puedes ni digerir ni resolver.

Así que así estamos. Como me dice de vez en cuando una persona más sabia que yo, el mundo es mental, es decir, es como te lo tomas. Así que poco a poco.

Me despido, tengo trabajo y cosas que hacer. Mientras os pongo el duelo final del Bueno, el Feo y el Malo. Si no habéis visto la peli, poned el vídeo de youtube y apagad el monitor mientras dure la música. Una maravilla.

Besos


2 comentarios:

Suldu dijo...

JEJEJE. ¿Recuerdas la tarjeta de cumpleaños que le trajimos a tu hermano de Boston? ;)
Sigue bailando, silbando y moviendo la cabeza con tu música del mp3. Otros lo hacemos también e incluso tocamos la air guitar. Que nos miran mal, que lo hagan, no tenemos la culpa de tener algo especial dentro que sale solo o de querer disfrutar de las cosas pequeñas. Seguiremos sonriendo, es gratis, y como tus clases de anatomía te habrán enseñado, se mueven un montón de músculos.

Un abrazo muy fuerte.

Ashbless dijo...

Un abrazo muy fuerte.