martes, julio 29, 2008

Hancock



El domingo pasado fui a ver a Hancock. No el personaje de la película de Will Smith -muy floja por cierto- sino a Herbie Hancock, músico de Jazz que ha ganado este año el grammy al mejor album del año y lleva ya la tira de tiempo haciendo un jazz libre, funky y muy divertido.

El concierto estuvo genial, un plan que surgió a ultima hora, con mi amigo Antonio que increiblemente consiguió entradas dos horas antes del pase. Igual que el año pasado he podido acudir a la clausura del festival de jazz de San Javier, con lo que no me he perdido entre viajes y trabajo todos los conciertos del verano.

La noche era magnífica, y desde lo más alto del auditorio se respiraba buena música y también paz. Para los bises bajamos al borde del escenario, y allí disfrutamos desde una distancia mínima de la belleza de Amy Keys y de un extraordinario duelo entre el saxo Chris Potter y El propio Hancock usando con una sola mano un teclado estilo guitarra. Cuando parecia que Potter habia superado a Hancock en el duelo, este pasó a tocar con las dos manos y resultó increible. El concierto terminó con Camaleon, que es el vídeo de arriba.

Un sueño de noche. Volví a casa bastante tarde, y creo que ahí empezó a abandonarme la nostalgia del Camino de Santiago.