martes, julio 22, 2008

Volví
























No quería agarrarme a las líneas curvas del camino, ni a la promesa del descanso en el siguiente pueblo. No deseaba atarme a las noches de dormir sobre la tierra, ni a la espontaneidad del encuentro o la palabra. Ni siquiera a la libertad de encontrar mi sitio en cualquier parte.

Y no es que fuera dificil desear continuar siempre dentro de la cinta amarilla del sendero, entregado a una vida sencilla y satisfactoria. Caminar por las mañanas, dormir por las noches, explorar el resto del tiempo.
Por unos dias no le tuvimos miedo al otro, como si todos fuéramos invitados en una fiesta especial. Incluso la dureza del camino invitaba a ayudarse y compartir cosas... Un abrazo, un consejo, un último sorbo de agua. Y estos valían tanto como lo dispuesto que estuvieras a entregarlos.

Y así, eramos compañeros todos los que caminábamos o rodábamos por la senda interminable, incluso amigos. Con la misma naturalidad con que caminabas a la par con alguien y conversabas cinco minutos o dos horas, adelantabas después el paso o te dejabas rebasar cuando la conversación había terminado, para no volver a repetirla nunca o continuarla mañana.

Un dia canté en la ducha "Nómadas" de Battiato, y la letra me significó distinto que en los veinte años anteriores. Compartí una naranja en medio de un desierto, y fue más dulce por no comerla entera. Incluso me entendí un poco mejor al verme reflejado en tantos perfectos desconocidos.

Aquí estoy de nuevo, acabado el viaje. No muy distinto de ayer, cuando entré andando en Burgos o en Pamplona. Dificiles fueron los primeros dias en el camino, y tampoco ha sido gratis hoy en la oficina. Pero si me divertí estas dos semanas, también lo he conseguido hoy entre impresoras y averías.

Uno de los pocos maestros que he tenido me dijo que si se buscaba algo, había que hacerlo aquí, en el mundo. En cada día, en cada hora.

Aquí estamos. Fue estupendo marcharse.
Es maravilloso haber vuelto.

10 comentarios:

Artea dijo...

Bienvenido pues, de nuevo.

Un saludo

Luis Eduardo dijo...

Que rico tenerte nuevamente!!! y mas aun cuando llegas con esa energia tan satisfactoria,es muy agradable leer cada palabra te lo prometo,la foto esta muy buena, un abrazo... :)

Anónimo dijo...

Míl gracias por tus recomendaciones, Ashbless, ya te contaré, para Septiembre nos iremos,
un beso

Glauka

Ashbless dijo...

Gracias.

Ahora estoy poniendo en orden mi mundo de nuevo. Cuando termine de quitar el polvo, volveré a visitar las páginas que me gustan.

Un abrazo

Ashbless dijo...

Es una suerte que alguien se alegre cuando regresas.

Gracias Luis Eduardo, de verdad. Espero que esta página te siga entreteniedo. Mientras cuidate mucho. Nos vemos por aquí.

Ashbless dijo...

Septiembre puede ser un momento fantástico para visitar esas tierras. LLevaros un forro polar ligero para Roncesvalles, es realmente fresco.

Que disfruteis, el viaje y el resto.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Me gusta tu talante al volver,me gustan mucho las dos ultimas parrafadas de tu post, desbordan optimismo que es una cosa preciosisima.
Espero verte y pervertir tu cuerpo vigoroso del camino con vino y humos.


Ajur jur jur.

suldu dijo...

Bienvenido, aunque sea con retraso. Yo sigo en Toledo de momento, pero tan pronto como pueda pasaré por Murcia para que nos veamos y me cuentes en persona alguna de tus aventuras de viaje.

Un abrazo muy fuerte.

Ashbless dijo...

Querido Ajur, será un placer verte. Tras dos o tres comilonas que me he dado estos días, no creo que este cuerpo mio se pueda pervertir mucho más. Me pongo a pensar en transmitir el viaje y no es tanto la anécdota como la sensación, ese sentimiento que llena esos dias sin ser algo grande o ruidoso.


Optimismo por supuesto. Pero algo después de escribir la entrada confesaré que el camino engancha. Y mucho. Nos vemos y nos contamos.

Un abrazo

Ashbless dijo...

Suldu, un fuerte abrazo.

Cuidaros muhco. Por cosas de examenes, trabajos y vacaciones no he podido pasar a visitaros como prometí. Pero las ganas de veros siguen presentas, como siempre.

Espero encontrarte pronto por el sendero.

Un abrazo