miércoles, octubre 24, 2007

En un dia gris...



Estamos teniendo unos sorpresivos días grises en mi ciudad sin primavera. Digo sorpresivos porque el niño que llevo por dentro se siente traicionado. Tras la lluvia de otras semanas y los turnos trabajados de noche necesito, no solo vivir de día, sino que esos días sean luminosos, claros, llenos de luz.

Pero no es así, y no es culpa de la residencia de ancianos donde estoy haciendo las prácticas, del otoño o de la meteorología adversa - de la que ya avisó el periódico.
Tampoco del examen de anatomía que se acerca lento e implacable como un tanque Sherman.

Afortunadamente me he empezado a resignar a dormir mis horas, a descansar lo suficiente, y ya empiezo a ser persona. Me fastidia que dependa mi modo de ver las cosas del grado de fatiga, pero como soy humano y no puedo controlarlo todo, toca cuidarse.

Y conforme me cuido y empiezo a darme tregua, y me resigno a parar, van surgiendo cosas. Unas tontas, otras imprescindibles para ser persona, como los amigos, e incluso los caprichos, como el libro "El curso del corazón" de M John Harrisón, del que me he colgado absurdamente sin haber leído nada suyo.

Será esto porque me encanta leer críticas, enciclopedias y reseñas. Será eso porque es divertido reconstruir el mundo desde trozos, ecos y fragmentos. Y será finalmente todo porque los días de lluvia es más cómodo no enfrentarse al mundo, hacerse un nudo y no correr riesgos. Pero eso es solo una pequeña parte de la vida...

La música por cierto es de Aventuras de Kirlian, que han reaparecido en mi vida por un capricho del destino. Pero que encajan, como todo, en el puzzle de estos dias grises.

Besos

4 comentarios:

Calle Quimera dijo...

Ya podría yo empezar a cuidarme,un día de estos me entra un telele y ciao.Y es que todo va demasiado rápido o ¿soy yo el que corre?...salud¡¡
Ma molao la canción.

Ashbless dijo...

Haz lo que te pida el corazón, pero cuidarse es una buena opción. A veces para continuar andando hay que dejar de hacerlo.

Lao Tse citaba a los antiguos sabios diciendo "doblado, entonces preservado... "

Además, no mola nunca perder gente, aunque no la conozcas en carne y hueso.

Y gran catidad de cosas van aceleradas. Una carrera que tampoco lleva a ninguna parte.

Manolo dijo...

Cuando conocemos algo a partir de fragmentos y reseñas suele ser interesante y fascinante, ya que lo que nos falta por saberlo lo imaginamos a partir de nuestros gustos y deseos. Aún así, este escritor promete mucho, ya me contarás cuando hayas leído algo.

Ashbless dijo...

Pues ya te contaré. He leido muchas cosas buenas de Harrison... excepto algo suyo. Ya te contaré. Solo que me da miedo empezar su libro, no sea que no lo suelte hasta acabarlo.

Eso si, o es el escritor que estaba esperando, o la crítica me ha permitido forjar un sueño...

pero encuanto lo empiece te cuento.

Besos