lunes, octubre 22, 2007

La ley interior, de Chuang Tzu






























Aquel cuya ley está dentro de sí mismo
camina oculto.
Sus actos no se ven influenciados
por aprobaciones y desaprobaciones.
Aquél cuya ley está fuera de sí mismo
dirige su voluntad hacia lo que está
más allá de su control
y busca
extender su poder
sobre los objetos.

Aquel que camina escondido
tene luz para guiarlo
en todos sus actos.
Aquel que busca extender su control
no es más que un operador.
Mientras cree que está
superando a los otros,
los otros lo ven tan sólo
esforzarse, estirarse,
para ponerse de puntillas.
Cuando intenta extender su poder
sobre los objetos,
esos objetos ganan control
sobre él.
Aquel que se ve controlado por objetos
pierde la posesión de su ser interior.
Si ya no se valora a sí mismo,
¿cómo puede valorar a otros?
Si ya no valora a otros.
queda abandonado.
¡No le queda nada!

¡No hay arma más mortífera que la voluntad!
¡Ni la mád afilada de las espadas
puede comparársele!
No hay ladrón más peligroso
que la Naturaleza (Yang y Yin).
Y aun así no es la Naturaleza
la causante del daño:
¡es la propia voluntad del hombre!

4 comentarios:

Kray Shivananda dijo...

Decir que esto es sabiduría sublime es una obviedad. Lo importante es el sentimiento de que es el mensaje justo en el momento apropiado.

Blas de Lezo dijo...

Me has abierto un nuevo rumbo que tomar.
Es difícil caminar oculto. Y es mas duro intentarlo sin ayuda.

Ashbless dijo...

Afortunadamente, Kray, las elementos de cada día van encajando en un puzzle mayor.

El texto de Chaung Tzu es una enseñanza sublime, pero el acto de comprensión y la posibilidad de avanzar son más sublimes aún, y son del que lee.

Un abrazo

Ashbless dijo...

Un fuerte abrazo Blas, y ánimo en tu andar.

El camino oculto es el más sencillo. No necesita referentes externos, ni publicidad, ni autorizaciones.

Para quien está acostumbrado a fumarse varios cigarrillos y tomar dos cafés cada mañana, prescindir de ellos es una tortura.

Pero a mí que hace tiempo que no fumo e intento no tomar café, me pondrían enfermo.

Fija tú tus propios referentes, si es que hacen falta, y olvida las guías externas. En el camino oculto la brújula está en ti mismo, y el norte es el verdadero sentido del mundo.

Buen viaje.