viernes, octubre 12, 2007

Una noche mejor


















Esta es la última noche de una serie de cuatro seguidas. Y hoy debiera estar más cansado que nunca, más que los dos últimos dias, que esta mañana incluso, o que esta tarde.

Y sin embargo me encuentro bien, con energias suficientes para llegar hasta la mañana, para coger mi mochila y plantarme, dios mediante, en el refugio que me espera este viernes en lo alto del barranco del Leyva.

En parte me siento mejor por la perspectiva de estar acabando esta larga serie de noches. Y por la tortilla de patatas hecha por una señora de 88 años, y que nos hemos comido en la oficina entre incidencia e incidencia.

Pero, sobre todo me siento bien porque he cenado con unos amigos, y entre un buen plato de pasta y un excelente té moruno se ha desarrollado una charla tan vieja y tan nueva como los que estabamos presentes. El afecto y la solidaridad, el escuchar y ser escuchado, el cariño, curan, sanan de verdad.

Creo que va a ser por eso. Y por la tortilla de patatas. Pero sobretodo por las personas.

4 comentarios:

Calle Quimera dijo...

No le quites méritos a la tortilla de patatas, Ashbless, que como elemento energético es fabulosa..;-)

Bueno, bromillas aparte ya veo que todo está transcurriendo de forma plácida y de acuerdo con tus previsiones. Me alegro muchísimo.. Ya nos contarás coómo acabó todo.

Besotes.

Kray Shivananda dijo...

Seguro que has disfrutado en la montaña.
Namaste compañero.

Ashbless dijo...

Es la caña la tortilla. Mola un huevo...

Y soy un fanático total, hasta extremos que no suelo comerla a diario para poder cogerla siempre con ilusión. o será que en la vida cotidiana no hace falta...

todo ha ido bien, aunque no exactamente como se deseó, pero quien sabe lo que realmente quiere?

Ahora despues lo contaré...

Besos

Ashbless dijo...

Namaste...

Bueno saber de tí, que sigues rodando por ahí y menos importante aunque un auténtico cumplido, que visitas este diario desordenado...


Un fuerte abrazo.

Al final, y al cabo, todo fue bien.