jueves, enero 17, 2008

De repente, un abrazo























Algunas cosas no te las esperas.

Quizás sientes las señales en el viento. Como va la vida abriéndose a tu alrededor. El invierno sufre un agujero por el que se le cuela el sol, y pese a las distracciones y ansiedades cotidianas, has empezado a ver un horizonte más amplio que los días anteriores. Por el rabillo del ojo te sorprende una flor o una terraza verde, escuchas la risa de alguien y te agrada, o simplemente decides mirar afuera en lugar de adentro.

Y sin embargo no lo esperas. Entras en tu cita semanal, a la que has faltado ya un mes. Esperas ser bien acogido, no con frialdad ni tampoco con alegría. Y entonces te reciben con un abrazo.

Un abrazo al que respondes, porque lo sientes verdadero, calentito y limpio, sin cumplidos ni condiciones. De alguien que siente frío también, y que contigo va a alejar la soledad del instante presente.

Una sorpresa para esa persona, y también para ti. La actividad termina, te quedas para ayudar y guardarlo todo en su sito. Sabes que va a pasar algo bueno, pero no lo tienes claro. Solo entiendes que prudencia y el escepticismo son enemigos tan malos como la ansiedad o los prejuicios para estos momentos raros y frágiles.

Ya solos, volvéis a hablar, sabiendo que el abrazo de antes no se ha interrumpido, solo ocultado. Al poco reaparece, y el mundo por un rato es un cuello cálido, una melena suave, y sentir que si apretaras un poco más y ocupases el espacio de la otra persona, no vivirías unidad mayor que la presente.

El tiempo, tras una ausentarse, regresa. Con una sonrisa tranquila y una caricia, vuelves a la vida cotidiana. No sabes si has hecho una amistad o simplemente has llenado ese hueco que habías ignorado tanto, y que también pesaba en la otra persona. Pero el mundo definitivamente es otro.

9 comentarios:

roxfear dijo...

Cubrir ese hueco en un abrazo, la mayoría de las veces es el miedo,
la falta de entrega, la vergüenza , el destape o o el mismo miedo.
Que como humanos tendemos a asociar al peligro subconscientemente,
Una entrega, puede suponer una amenaza para los que no quieren arriesgarse a ser queridos.
Pero puede hacer estremecer cualquier célula de tu cuerpo, de tu mundo … del mundo
Para mí fue un "de repente" en otro lugar ,donde sin tiempo recuperaba las fuerzas para atar con mis manos temblando, mas fuerte , el nudo de un saco que podía haber roto el mundo que conozco.
Sigue atado, estamos abrazados ahora te siento vivo y estoy contento (el saco esta bien, pensé), todo lo demás, lo arreglarán las manos. Y como tu bien dices el mundo es otro.
Esto que aquí te escribo es una entrega, sin simulacros, sincera.
Un abrazo.
(tengo uno guardado para siempre), muchas gracias por tu composición.

roxfear dijo...

PD: El de ayer no fue tan fuerte porque no quiero hacerte pupita si te duele el pecho aún.

SaluD y buenos alimentos.

Ashbless dijo...

Darse un abrazo con alguien a quien no conoces bien - o incluso si lo conoces bien- no es tan sencillo o automático como podamos pensar. La mayoria de la gente no puede saltar ese estrecho pero profundo foso de miedo, verguenza o como dices, incluso "peligro".

¿Que peligro? llegar a un sitio donde nunca estuviste? Acercarte mucho a otro ser humano?

Recuerdo ese abrazo que describes amigo. Fue de alegria, sorpresa, alivio. Estamos vivos, estamos bien. Lo demás, como dices bien, puede arreglarse.

Pd: no te preocupes por la articulacion esternocostal, está ya bien. No duele ni al toser. Te lo puedo asegurar ahora que he tosido mucho.

Un abrazo

Calle Quimera dijo...

Un abrazo me llegó al Alma y luego vinieron más.Cuánto Amor verdadero sentí en aquellos días de sombra....SALUD¡¡¡.

Ashbless dijo...

Un abrazo ahora. Me parece ahora, como me lo ha parecido en otros instantes de calidad que lo único que queda, lo único que importa es el amor.

Cuidaos mucho

Calle Quimera dijo...

Ese abrazo verdadero, calentito y limpio era uno de esos de los que hablábamos el otro día, ¿verdad? No sabes cuánto me alegro de que hayas recibido uno de ellos... Bueno, sí lo sabes.. :-)

Un besote, Ashbless. Ojalá solo haya sido el primero de otros muchos que vendrán. Y es verdad lo que le decías a mi compi: lo único que verdaderamente importa es el amor.

Ashbless dijo...

Ha sido el primero, al menos de la tanda presente. Estoy teniendo suerte, y eso es algo necesario muchas veces.

Y vuelvo a decirlo. Al final, lo único importante es el amor.

roxfear dijo...

Al final como se suele decir en la calle, solo nos quedan los momentos vividos,los recuerdos, las pasiones,los amigos, todos ellos en la inexacta reproducción que hace de ellos la memoria.
Creo que todos ellos tiene un nexo común si fueron buenos es porque había entrega no había miedo, no había temor, había dedicación sin mesura, porque en ellos estaba la esencia de lo mas importante que tu has recalcado y que condensa estas emociones. El AMOR.

Genial (de genio) te debo llamar por "YO estoy vivo, y tu tambien". Me ha gustado mucho.

SaluDos fresquitos.

Ashbless dijo...

Eso es lo que queda Roxfear.

El amor es una fuerza cósmica que se refleja en las más pequeñas y mayores dimensiones, y no creas que está separado del miedo, de la angustia.

Solo que es capaz de alzarse sobre esas otras sensaciones en ocasiones, y entonces percibimos que el mundo es uno. Todos los amores los son tambien, ya sean el amor a los amigos, a una pareja o a un hijo o un padre.

Me alegra que te halla gustado lo de "Yo estoy vivo, tu tambien" Tu estabas allí entonces. Y tambien estás vivo.

Un abrazo amigo