domingo, octubre 01, 2006

surrealismo, micromini-relatos

La silla

Una mujer que cayo de un caballo dejo su silla de ruedas a su mas agil perro, hoy tiene diez caballos y seis yeguas y su fiel amado perro brinca con dos patas y dos ruedas traseras.

Mino


Fundición y forja

Todo se imaginó Supermán, menos que caería derrotado en aquella playa caliente y que su cuerpo fundido serviría después para hacer tres docenas de tornillos de acero, de regular calidad.

Jairo Aníbal Niño


¿Dónde?

Una jaula fue en busca de un pájaro.

Franz Kafka