domingo, octubre 22, 2006

Mi musica, tu musica

Esto de internet es algo asombroso.

Asombroso como los mares, como los bosques en la noche. Como el sol que sale cada dia. Como nosotros mismos. Afortunada o desgraciadamente, el hombre tiene poca correa para los asombros, y los olvida rapidamente. Esto nos evita pasarnos la vida con los ojos agrandados de la impresión, pero tambien tomar en su verdadera dimensión el mismo mundo.

Internet lo contiene todo, o casi todo; textos, conocimientos, cuerpos desnudos, viejos programas de television, archivos infinitos para el emule... Música.

Musica, todas las combinaciones de notas, tonos y voces, para formar la infita música.

Cuando era adolescente la musica era importante y dificil al tiempo. Los discos eran muy caros, la radio un arroyo de canciones y sonatas, y al final las cintas de casette eran la solución. Mejor o peor grabadas, copia de copia de copia de disco algo sucio, con las tontas cuñas de la radio entre tus canciones favoritas, y al tiempo de usarlas las cintas se rayaban de tanto que te gustaban.

Con los Cds primero y con Internet tambien eso cambió. Hasta que hice el blog y me vi hablando de música a gente que en ocasiones no conozco, de la musica que amo, que forma parte de mi modo de sentir.

Pero hablar de música es como hablar de colores, solo etiquetas, frascos vacios. No conocia el método de poner música, mi música, en el blog. Compartirla con vosotros, enseñarosla.

Bueno, esto de internet avanza que es una barbaridad. Ahora existe Castpost, que tiene aun muy poca música, pero es facil de poner y de escuchar. Busco la música favorita de otros y entre ella elijo la mia... Voy a ir dejando pequeñas joyas para que podais oirlas. Solo algunas cosas, pero es preferible un diamante a un saco de grava, y el hecho de tener que escogerlos con cuidado para compartirlo hace esto más interesante y personal aún.

Que disfruteis la Gymnopeda nº1 de Erik Satie, una de mis músicas favoritas de todo el mundo.


2 comentarios:

Suldu dijo...

Perdón por el retraso en pasarme por aquí, pero he tenido unas semanitas demasiado atareadas. Una pieza preciosa, sin duda.

Un abrazo.

Ashbless dijo...

Yo tambien he estado ajeno y liado estos dias...

No siempre tenemos tiempo para ver a los amigos, lo importante es seguir llevandolos dentro, y luego, que lo sepan.

Te escribo un correo ahora mismo.

Un fuerte abrazo