martes, septiembre 25, 2007

Hua Hu Ching 31























El Tao no va y viene.
Está siempre presente en todas partes, lo mismo que el cielo.
Si tu mente está nublada, no lo verás, pero eso no significa que no esté allí.

Cualquier infelicidad es creada por la actividad de la mente.
¿Puedes abandonar palabras e ideas, actitudes y expectativas?En este caso, el Tao surgirá a la vista.
¿Puedes permanecer en calma y mirar dentro?
En este caso, verás que la verdad está siempre disponible, siempre sensible.

4 comentarios:

G. Zejel dijo...

Me hacía falta leerte y ya te extrañaba. Eso del Tao... exploraré mi conciencia, que anda un poco afónica, para ver si nos encontramos.

Calle Quimera dijo...

La mente no somos nosotros,pero es tan complicado acallarla.....salud¡¡.

Ashbless dijo...

Yo tambien te extrañaba, pero tu rincón ha estado cerca del mio siempre.

El Tao está muy bien, pero para los que aún no hemos alcanzado la libertad de nuestra mente, al menos que no nos falte el contacto con la gente que apreciamos...

Cuidate mucho y un abrazo

Ashbless dijo...

Dificil. LLevo dos o tres semanas perdido y sin meditar, y mi mente ha recuperado un montón de terreno.

Afortunadamente se que es solo una herramienta, como la voz del gps que te dice las direcciones o el locutor del noticiario. Pero es más dificil de apagar que la radio para que no te inunde de publicidad y miedo.

Pero lo seguiremos intentando. Yo esta noche.

Un abrazo