martes, septiembre 04, 2007

Insurrección



Me siento hoy, como un halcon, herido por las flechas de la incertidumbre.

Llevo unos dias complicados. Estoy dividido entre la certeza del examen que se aproxima y el casi nulo deseo de estudiar. La decisión de hacerlo es solo a nivel consciente, un arrea y tira, que no hay más remedio.

Tengo un pie en cada orilla, los ojos en los libros y el corazón en las nubes. Esta división se trasmite y manifiesta en todas las vias posibles. Por las mañana olvido mis sueños, por el dia me cuesta sentarme a meditar y mucho más a estudiar. Me pierdo en los rincones...

Es solo temporal, y hay mañas y trucos para que esto vaya a menos, mantener las piezas del puzle juntas y no dejarme ningún trozo por ahí. Pero no es esta la dirección por la que quiero ir. Busco integrar todas las piezas y formar una imagen que es distinta porque está completa. En lugar de las voces divididas y el enfrentamiento de los deseos, la extinción de unos y la espontaneidad de los otros...

Es solo cuestión de tiempo. Tanto el examen que llegará pronto, como juntar las piezas, pero me siento hoy, como un halcón, llamado a las filas de la insurrección.

Un abrazo

4 comentarios:

Ajur dijo...

En un par de dias habra pasado todo, quejica!!!. Yo copnfio en ti.
Un Abrazo.
Ajur.

Calle Quimera dijo...

Es lo que tiene estar, como estamos los seres humanos, perpetuamente en una montaña rusa. Unos días toca bajada, y otras subida...

Quizás también sean buenas las bajadas; nos acercan a la tierra, y tenemos la oportunidad de ver las cosas más de cerca. Muchas veces, hasta lo que realmente deseamos y lo que no...

Suerte en la bajada, Ashbless, en el examen, y en la subida que inevitablemente ha de llegar.

Ashbless dijo...

Mi querido Ajur, hoy ya es solo un dia. Y no me voy a quejar más... Al menos desde donde alguien pueda oirme.

Confia y no corras.

Nos vemos, espero, el viernes. Te llamaré este jueves para contarte.

Un abrazo grande

Ashbless dijo...

Estoy de acuerdo con lo de la montaña rusa, Calle Quimera. Pero no me vuelve loco como atracción.

He trabajado bastante para reducir la amplitud de recorrido. Aspiro a un equilibrio -humano, porque no soy un reloj- pero equilibrado. Pero supongo que el dia que llegue eso habré aprendido casi todo lo que tengo que aprender.

De momento, si que se aprende. Y falta que hace.

Un abrazo y que no os meneeis demasiado...