miércoles, noviembre 16, 2005

La pausa...


Ayer me decia alguien cuya opinion aprecio muchísimo, que no dejara que me pudiera el estress.

Que en momentos así me retirara unos instantes, respirara tranquilamente, y pensara en quien soy realmente.

No le dije a esa persona que en mi curro eso no es posible, que me pueden llamar incluso cuando estoy en el baño, y tengo que salir corriendo a resolver el problema.

Pero hoy me está pareciendo que tenia razón, que era posible. Ayer y hoy el trabajo ha sido tremendo, llamadas de todas partes, problemas lloviendo...

Pero no siento que esto me afecte, que tenga más consecuencia en mí que reducir mis ratos de asueto. Soy yo, miro a los demás a los ojos, para verlos y escuchar lo que realmente dicen. Pongo si es posible mi música -ultimamente Satie y Debussy- dejo que algún minuto transcurra entre tarea y tarea, sonrio si me apetece, delego lo que está más allá de lo posible y va transcurriendo la jornada insensiblemente.

Y así mañana será otro dia, y lo disfrutaremos tambien...

1 comentario:

Dvd dijo...

Quizás sea la mejor descripción que pueda encontrar sobre mi estado de ánimo actual. Termina la temporada de este año y tocan vacaciones forzosas, espero que con subsidio de desempleo. Apenas cinco clases más con estos Nexus 2 y dos con los Nexus 3 de Beniel. (Creo que mi máquina Voight-Kampff está averiada y confunde la serie de los replicantes que analiza últimamente).

Así que mejor dejar pasar los días, con calma y Shadowfax de acompañamiento, y, distanciado, verlos a todos correr hacia un final mientras yo alcanzo otro comienzo.