lunes, noviembre 07, 2005

Sueño

Mucho sueño...

Me acosté anoche a las 9 AM, o sea esta mañana despues de trabajar por la noche. Me he levantado hoy a las 13 AM, cuatro horas despues, gracias a mi despertador, la alarma de mi movil, y la llamada de un compañero de trabajo que le pedí me despertara por si todo fallaba.

Cuarenta minutos de lucha contra el sueño y me he podido levantar de la cama, recoger la comoda que encargué hace dos meses y medio, ducharme y salir corriendo (en bici) para dar una clase de mates de 14:30 a 15:30. Salto a mi bici, recorro Murcia en sentido inverso y llego a las 15:55 al curro.

Marroncillos varios, un bocata tortilla, que es lo menos carnivoro que hay en el bar y como frente a la pantalla... Estoy algo legañoso y me doy cuenta despacito que la oficina está casi vacia... ¿Donde están los jefes? Fuera me dicen.

Aprovecho para dar un concierto a toda caña de Wim Mertens primero y luego una selección de Esclarecidos. Me siento bien, ligero por la falta de sueño y las cosas que me vienen a la cabeza. Bromeo con Adelaida, de la limpieza, y charlamos de lo trascendente y lo humano.

Le pido a la gente que ponga música y nos trae buenos recuerdos...

Tengo que ponerme con el curso de Asistencia Social, el Carnet de Conducir, mejorar mi ingles, practicar el siatshu, dormir...

A las 21:00 voy a Aikido y luego a cenar algo y dormir unas horillas que mañana me levanto temprano para trabajar.

Sin embargo me siento bien. No es que el curro y el estress no me hallan vencido, es que no me parece que halla ninguna lucha...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Simplemente admiro tu forma de caminar sobre las aguas... Hay veces que la vida agota. Otras veces, hasta lo más enrevesado y tedioso puede fluir a nuestro alrededor como un río sin recodos, rápido, grácil, cadencioso... Estamos acostumbrados a quejarnos por todo, a poner reparos, a hacernos las víctimas, a rentabilizar públicamente los esfuerzos realizados.
Por eso me ha gustado tu reflexión. Me ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva.
Tienes estilo.

Un abrazo de un amigo.

Suldu dijo...

Es cierto, tu fuerza de voluntad siempre ha sido admirable, y no lo digo sólo por que sea tu amigo. Sigue adelante.