jueves, diciembre 14, 2006

Hibernación

































La vida continua.

Sigue, aunque no estés tu presente para dar fé de las calles y de los pájaros, ser testigo de los edificios, de las ventanas y las puertas.

Sigue, es continua. Puedes sacar la cabeza de la abstracción mañanera, y a una parada del bus le ha continuado otra, y otra más, no sabes cuantas, pero has llegado a tu destino.

Y unos dias se encadenan indefectiblemente con otros, como un engranaje perfecto, autosuficiente. El invierno puede durar un dia o ciento. Pero al final es primavera.

Y así estoy yo, no despierto, no consciente del todo del mundo y de la vida que me rodean, trabajando intensamente -por fin- en mis asignaturas, en las fatigas y tareas de mi vida de estudiante y de trabajador. Pero se que en algún momento, no me importa cuando, llegará la primavera.

Y despertaré...






Wim Mertens Close Cover.mp3 | Tags: instrumental, mertens

4 comentarios:

Gabriela Zejel dijo...

Es bien cierto. La vida continúa. Yo misma me siento en un paréntesis, encerrada entre dos tildes, ya que todo a mi alrededor sigue sus revoluciones y yo... me he inmovilizado. Seguiré en el intento de escribir. Un abrazo, amigo mío, y te dejo la otra dirección (con comentarios activados, igualmente). Espero leerte por allá. http://enmiesquina.blogspot.com/

Tramontana dijo...

Es chistoso encontrar tu post con este título pues justo ayer platicaba con una amiga sobre hibernar.

A mi me gusta el invierno, tal vez precisamente por eso, porque hay tiempo y necesidad de hibernar.

LOLA GRACIA dijo...

Sí que he hibernado un poco inviernos atraás...Pero hace mucho, cuando me lo podía permitir,je,je
Besos

Ashbless dijo...

Hola, despierto de la más profunda cabezada -examen de anátomia- para ver que nochebuena está más cerca que antes.

En seguida vuelvo a hibernar entre apuntes y cosas que estar por encajar.

Un abrazo y que vuestros viajes interiores y exteriores sigan bien.

Besos