sábado, noviembre 17, 2007

Una semana de noche. Angeles sonámbulos, de Rafael Alberti























Llevo ya una semana de noche. Se acerca mi examen, anoche hubo celebración y cena laboral. Luego una larga madrugada. Me he despertado hoy antes del crepúsculo, y me sentiré fuerte cuando la luna se alce, como los vampiros ancianos.

Insensiblemente mi horario se ha desplazado a la oscuridad, desde este cuarto cálido, cerrado, donde los únicos objetos reales son un atlas, una libreta y la alfombra. Terminará al miercoles, con el examen. He consultado mi otro oráculo, y libro entonces hasta la noche del domingo, unos días libre de la noche, del día, y de estos días libres para estudiar. De vuelta a la vida, la de siempre, que nunca es como esperas. O en eso confío.

--------------
Angeles sonámbulos

1
Pensad en aquella hora:
cuando se rebelaron contra un rey en tinieblas
los ojos invisibles de las alcobas.
Lo sabéis, lo sabéis. ¡Dejadme!
Si a lo largo de mí se abren grietas de nieve,
tumbas de aguas paradas
nebulosas de sueños oxidados,
echad la llave para siempre a vuestros párpados.
¿Qué queréis?
Ojos invisibles, grandes, atacan.
Púas incandescentes se hunden en los tabiques.
Ruedan pupilas muertas,
sábanas.
Un rey es un erizo de pestañas.

2
También,
también los oídos invisibles de las alcobas,
contra un rey en tinieblas.
Ya sabéis que mi boca es un pozo de nombres
de números y letras difuntos.
Que los ecos se hastían sin mis palabras
y lo que jamás dije desprecia y odia al viento.
Nada tenéis que oír.
¡Dejadme!
Pero oídos se agrandan contra el pecho.
De escayola, fríos,
bajan a la garganta,
a los sótanos lentos de la sangre,
a los tubos de los huesos.
Un rey es un erizo sin secreto.
Como yo, como todos.
Y nadie espera ya la llegada del expreso,
la visita oficial de la luz a los mares necesitados,
la resurrección de las voces en los ecos que se calcinan.

7 comentarios:

Suldu dijo...

A mí me pasa eso muy a menudo. Lo más difícil es volver al horario diurno (especialmente si eres nocturno por naturaleza como yo). Al final te acostumbras, pero estás soñoliento durante una temporada.
Ánimo con ese examen. Lo que hagas, bien hecho estará. ¡Suerte!

Glauka dijo...

Qué bonito todo, Ashbless, hacía tiempo que no te leía, yo estoy también con un examen a la vista...un último examen que hará cambiar mi vida...

un beso muy fuerte y gracias por tu página, es genial!!

Glauka dijo...

y mucha SUERTE para tí!!!

Calle Quimera dijo...

Mucha suerte en ese examen, Ashbless. Y mucha suerte también en otra cosa: que la vida de siempre nunca sea como la esperas. :-) En todo caso, muchísimo mejor.

Besotes, amigo. Me ha encantado ese poema de Alberti. Era estremecedor...

Ashbless dijo...

Muchas gracias, Suldu. El examen es el miércoles por la mañana y ahora estoy haciéndome un esquema con todos los músculos, acción e inervación!

Esperaba tenerlo hecho hace dos días, junto con estructuras diversas del cuerpo, pero lo que venga, bueno será. Quizás no debo meterme el achuchón de acabar la carrera en tres años y con la lengua fuera, o quizás si... No lo se. Ahora estoy contento porque doy bastante más de mí, e incluso lo estoy pasando bien. Aunque cuando llegue el miercoles, espero poder retomar mil cosas que han estado ausentes estas semanas. Sin que se me vaya el kiko.

Un abrazo!

Ashbless dijo...

Un fuerte abrazo y mucha suerte glauka!

Seguro que te va a ir todo muy bien.
Muchas gracias por tus buenos deseos y por visitar esta parte del mundo. Si no hay nadie qcon quien hechar la partida no es lo mismo...

Por cierto, seguro que el examen te va bien y te cambia la vida... Pero personalmente creo que la vida, si le dás oportunidad - e incluso si no- no para de cambiar. Por eso es mejor que la tele ;-)


Besos

Ashbless dijo...

Muchas gracias Avalon.

Espero sorprenderme estos dias, y pasarmelo bien. Estudiar estas semanas y dejarlo todo aparcado ha sido una experiencia buena, pero me apetece un poco más de marcha. Salir, ir a hacer senderismo, tener tiempo para la piscina, y entregar el informe de las prácticas. Y visitar a mi tutora de prácticas que es un encanto. Y poder ir al trabajo a pasar un rato agradable. E ir a la filmoteca. Y visitar a mis amigos, que los tengo abandonados. Y marcharme unos dias al campo. Aprender a jugar al ping pong con un amigo. Ir a un par de conciertos. Escuchar unos discos nuevos. Hacer footing de nuevo. Y colgar un par de cuadros. Y ordenar el armario. Y leer unos libros que tengo parados. Escribir por fin un cuento.........

Bueno, al final pasará lo que tenga que pasar.

Respecto al poema, las noches en un cuarto cerrado a las 5 AM son desorientadoras. Pero Alberti expresa esos sentimientos y otros de manera magistral.

Besos y cuidate mucho